Es desde hace poco, cuando comencé a reunir fotografías para daros una sorpresa a papá y a ti, cuando me he dado cuenta de la verdadera importancia de las fotos hechas en el tiempo. Tengo la mala costumbre de guardarlas y no hacer nada con ellas, esperando que algo lo justifique, pero ya va siendo hora de que le de algún uso, espero de verdad que sea bueno y disfrutes viéndolas.

mami01

Está claro que por mucho que me guste, la fotografía no es lo mío, y no creo que lleve camino de serlo. No importa, me vale con el efecto que tiene para enlazar momentos en el tiempo y ejercitar nuestra memoria. De hecho, al hacerlo he sido consciente de tus momentos.

mami05

Puedo recordar que cuando he sacado la cámara has sido al ver una escena bonita, que merecía ser recordada, posiblemente no tuviese mucha fe en captar el ambiente. Eso es lo que visto ahora con la distancia, me parece que sí ha ocurrido. Y me gusta tenerte en fotos feliz y disfrutona, desatada, porque en el fondo, tras la contención y sufrimiento que llevas a tus espaldas, creo que sabes sacarle la chispa al momento y saborearlo como ese helado de yogur del Ginos.

mami08

Guapa, radiante, vulnerable. Cuando no puedes evitarlo, sale esa otra tú que está disfrutando el instante.

mami09

Enamoradísima y cómplice.

mami10

Perfeccionista en el trabajo y luchadora incansable.

mami06

Cuidadosa y cariñosa con las peques de la casa.

Una hija ejemplar cuando no has recibido nada que te haga suponer que debas hacerlo. Lo cual, sin duda, os ha hecho ganar a las dos.

mami03

Esta última imagen he dudado en ponerla por lo doloroso, pero es la imagen que me viene a la mente cada vez que hablas de Ramiro y de ti de pequeños. Incluso lo más atroz sucede y no sirve de nada huir. Más porque dentro de lo doloroso hay un cariño y un amor inmenso que merece la pena tener vivo en el recuerdo.
mami-11

Espero que te guste este pequeño recopilatorio y te hayas podido ver desde otra perspectiva. Que sepas lo mucho que te quiero y admiro, que sigas disfrutando de esas pequeñas y grandes cosas, descubriendo y sorprendiéndote ante la vida, que para eso estamos aquí.

Un beso enorme.

Tu hija.